Psilocybe cubensis Cucumelo

En Chile existen 20 registros de diferentes especies de Psilocybes, sin embargo, la mayoría de los registros datan de la década de los 70´ teniendo poca claridad si realmente todas estas especies siguen creciendo y dispersándose en alguna pradera desde el centro al sur austral del país.

La ingestión de especies del genero Psilocibes produce el llamado micetismo cerebral, el cual es causado por una neurotoxina (Amino-colinas y derivados de alcaloides), los cuales realizan una sustitución temporal del neurotransmisor serotonina o 5-hidroxi-triptamina en los receptores de la sinapsis, por sustitución molecular. El efecto de la serotonina es inhibitorio; donde altas concentraciones dan sensación de bienestar y bajas concentraciones generan angustia y tristeza. Los efectos alucinógenos y psicotrópicos, provocados por un paso sin obstáculos de impulsos nerviosos, pueden presentarse de 1 a 4 horas después de haber sido ingerido los hongos. A diferencia de otros hongos alucinógenos, los Psilocybes y Paneolus no poseen otros compuestos tóxicos para el humano que puedan poner en peligro la vida, sin embargo, según la cantidad ingerida y la cantidad de psilocibina que contenga la especie consumida, puede llegar a ser un micetismo incontrolable para la persona, con consecuencias psicológicas graves y peligro de un infarto al miocardio, producto de alteraciones en la transmisión de impulsos cardiacos.

Las características médicas están descritas en un solo síndrome que se puede extender de 1 a 8 horas según la dosis consumida.

Hipotensión, taquicardia e hipertermia. Cefalea, mialgias y síntomas psicotrópicos: Cambios en la percepción, traslación de estímulos sensoriales (sinesteceas), cambios en la comprensión,   alucinaciones y perdida de la relación espacio- tiempo.

Pueden presentarse alteraciones en la transmisión de los impulsos cardiacos, arritmias e infarto al miocardio. Depresión y angustia a la salida del trance.

El etnomicólogo Torres, describe sensaciones adicionales a las médicas y psicológicas, las cuales pueden presentarse en la ingesta de psilocibina. Estas sensaciones son  llamadas efectos Psicodislépticos (“iluminación”).

Efectos Psicodislépticos: Alucinaciones visuales coloreadas, éxtasis, perdida de la percepción tiempo-espacio, paz interior, introspección, memoria pasada, amor universal, unión con la naturaleza y sentirse parte del cosmos.

Las especies del genero Psilocybes son ampliamente consumidas en el mundo para uso recreativo, sin embargo, las experiencias de Psilocybes han sido descritas desde tiempos remotos por antiguas civilizaciones y contemporáneamente fueron descritas en las publicaciones de Robert Gordon Wasson y sus encuentros con María sabina.

Las experiencias de tipo recreativo pueden llegar a ser buenas y malas, según cada persona. Lamentablemente, en la actualidad es difícil tener la oportunidad de encontrar una experiencia  ritual con un chamán, por lo cual, la mayoría de las veces el “viaje” es autoconducido o en compañía de un grupo. Por esta razón se deben tomar las precauciones descritas como para un hongo tóxico y en el caso de una ingesta equivocada o una sobredosis, se recomienda inducir el vomito y asistir a un recinto asistencial.